¿Qué es el procedimiento de regularización catastral y cuál es su finalidad?

El procedimiento de regularización catastral es un procedimiento de incorporación al Catastro Inmobiliario de los bienes inmuebles urbanos y rústicos con construcción, así como de las alteraciones de sus características, en supuestos de incumplimiento de la obligación de declarar de forma completa y correcta las circunstancias determinantes de un alta o modificación catastral.

Su finalidad es garantizar la adecuada concordancia de la descripción catastral de los bienes inmuebles con la realidad.

El procedimiento de regularización catastral no pretende alterar el valor catastral de los bienes declarados sino la incorporación al Catastro de aquellos inmuebles y sus alteraciones (tales como ampliaciones y rehabilitaciones) que no figuren en el mismo, al no coincidir la descripción del inmueble que figura inscrito en el Catastro con la realidad inmobiliaria.

¿Cómo se inicia el procedimiento?

El procedimiento de regularización catastral se inicia de oficio por la Administración. Este inicio debe ser comunicado a los interesados, que disponen de un plazo de 15 días para formular las alegaciones que estimen convenientes.
En aquellos supuestos en que no existan terceros afectados por el procedimiento, éste podrá iniciarse directamente con la notificación de la propuesta de regularización, junto con la liquidación de la tasa de regularización catastral.

¿Cuándo se producen los efectos de la incorporación o modificación en el Catastro de los inmuebles afectados por la regularización?

Las alteraciones catastrales resultantes del procedimiento de regularización surten efectos desde el día siguiente al de los hechos, actos o negocios que originan la incorporación o modificación catastral.

¿Qué es la tasa de regularización catastral?

La tasa de regularización catastral es un tributo de carácter estatal cuyo hecho imponible lo constituye la regularización de la descripción de los bienes inmuebles resultante del procedimiento de regularización catastral. La cuantía de la tasa es de 60 € por cada uno de los inmuebles objeto de regularización. Esta tasa debe ser abonada por quien tenga la condición de sujeto pasivo del Impuesto sobre Bienes Inmuebles en el ejercicio en el que se haya iniciado el procedimiento de regularización catastral.

Consulta del expediente de regularización a través del CSV

Desde la sede electrónica del Catastro se ha habilitado una plataforma online para la consulta del estado del expediente de regularización catastral a partir del Código Seguro de Verificación (CSV) que consta en la notificación recibida del procedimiento de regularización catastral, puediendo acceder a determinada información relativa a la situación anterior y a la situación posterior a la tramitación del citado procedimiento con relación a los inmuebles incluidos en la notificación.

Modelos y formularios

adminnoticias
¿Qué es el procedimiento de regularización catastral y cuál es su finalidad? El procedimiento de regularización catastral es un procedimiento de incorporación al Catastro Inmobiliario de los bienes inmuebles urbanos y rústicos con construcción, así como de las alteraciones de sus características, en supuestos de incumplimiento de la obligación de...